WASHINGTON (CRE.).-El gobierno de Barack Obama no tiene respiro: tras las filtraciones del soldado Bradley Manning y del ex técnico de los servicios secretos Edward Snowden, los medios estadounidenses publican hoy un nuevo caso de supuesta revelación de secretos, que esta vez involucra a un alto mando militar.

Según el canal NBC, el otrora militar de segundo mayor rango en Estados Unidos es sospechoso de haber filtrado información secreta al diario “New York Times” sobre un ciberataque contra el programa nuclear de Irán. James Cartwright, un general de cuatro estrellas de la Marina, era vicejefe del Estado Mayor Conjunto cuando se retiró en 2011.

Ahora se cree que pudo ser la fuente de una publicación del “New York Times” sobre el virus Stuxnet, un ataque conjunto en 2010 de estadounidenses e israelíes contra la infraestructura informática del programa de enriquecimiento de uranio de Irán, señala el “Washington Post” en base a una fuente de la Casa Blanca.

El Departamento de Justicia ya abrió investigaciones contra Cartwright, que se desempeñó como vicejefe del Estado Mayor entre 2007 y 2011. El general, uno de los asesores más estrechos de Obama antes de retirarse, fue informado de las pesquisas.

Ni él ni el gobierno han hecho declaraciones al respecto. Si se confirman las sospechas, sería un nuevo golpe para la administración Obama, tras la publicación de miles de documentos secretos y reservados de embajadas por parte de la plataforma WikiLeaks y hace apenas unas semanas la revelación por parte de Snowden de la existencia de un masivo programa de espionaje de las comunicaciones telefónicas y de Internet por parte de los servicios de inteligencia estadounidenses y británicos .

El “New York Times” reportó el año pasado que Cartwright tuvo la idea y llevó a cabo la operación cibernética contra Irán durante la presidencia de George W. Bush. El nombre en código de la misión fue “Olympic Games” (Juegos Olímpicos).

Luego, Obama ordenó acelerar el programa y en 2010 quedaron temporalmente paralizadas 1.000 centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio en Irán debido al ataque con el virus informático “Stuxnet”.

El diario informó de encuentros secretos en la Casa Blanca y citó como fuentes a “oficiales y ex oficiales estadounidenses, europeos e israelíes involucrados en el programa”.

Según esta versión, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) desarrolló “Stuxnet” junto con los israelíes. También en el caso Snowden la NSA se encuentra en primer plano. Según él mismo reconoció en una entrevista con el “South China Morning Post”, el técnico informático entró a trabajar en una empresa asesora del servicio secreto militar precisamente para revelar sus programas de vigilancia y espionaje.

Snowden, que huyó a Hong Kong y desde allí el pasado domingo a Moscú, donde se mantiene en la zona de tránsito del aeropuerto, es reclamado por Estados Unidos. Se está hablando con las autoridades rusas, afirmó el asesor de Seguridad Nacional adjunto Ben Rhodes sin dar más detalles. La agencia Interfax señaló que Rusia aún espera un pedido formal por parte de Washington.

Solamente hay una solicitud informal de entregar a Snowden, “eso no es ninguna base para ningún paso serio por parte rusa, sobre todo en vista de las relaciones bilaterales, que no atraviesan su mejor momento”, comentó un informante no identificado a Interfax

Fuente: Interfax





Esta nota tiene 541 palabras