CIUDAD DEL VATICANO (CRE.).-Dos días después de que el Papa Francisco ordenara crear una comisión que investigue posibles irregularidades en la gestión del Banco Vaticano, un obispo italiano, un agente de los servicios secretos de Italia y un intermediario financiero fueron detenidos esta mañana en Roma acusados de fraude y corrupción.

El diario ‘Il Corriere della Sera’, da cuenta que el prelado detenido es Monseñor Nuncio Scarano, obispo de Salerno, ciudad ubicada al sur de Italia.

La medida fue llevada a cabo por la Guardia Di Finanza (la policía fiscal italiana), por orden de la jueza de investigaciones preliminares Barbara Callari que desde 2010 trabaja en la causa que intenta determinar si existieron actos de corrupción en el Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido públicamente como Banco Vaticano.

Se desconocen más detalles sobre los delitos que se les imputan y sólo trascendió que se trata de una investigación encarada por la Fiscalía de Roma, entre otras que mantiene abiertas sobre las presuntas irregularidades de esa entidad.

Las detenciones tuvieron lugar dos días después de que el Vaticano informara que el papa había nombrado una comisión, formada por cinco miembros, que se dedicará en los próximos meses a investigar todo lo que ocurra en el banco del Vaticano, envuelto desde hace años en numerosos escándalos financieros, para una posible reforma.

Desde su creación, diferentes escándalos salpicaron al IOR. El caso más importante se produjo en 1982 con la quiebra del Banco Ambrosiano, un escándalo bancario que implicaba a la CIA y a la logia masónica. En 1993 el ‘caso Enimont’ desnudó sospechas de sobornos a partidos políticos italianos y más recientemente el tribunal de Roma detectó casos de blanqueo de dinero.

Fuente: El Clarìn.





Esta nota tiene 279 palabras